osteopatia

Osteopatía

Tratar el cuerpo como una única unidad y no como un conjunto independiente y separado de órganos, es la máxima con la que trabaja la medicina osteopática, la cual se encuentra enclavada dentro de las disciplinas fisioterapéuticas. La Osteopatía trata de reequilibrar las estructuras del cuerpo que se han visto afectadas o dañadas a través de un conjunto de técnicas manuales no invasivas, evitando así la curación a través de tratamientos o métodos farmacológicos.

Partiendo de la premisa de que el cuerpo humano se constituye como un todo, se entiende que los trastornos o las patologías que surjan y afecten a un sistema repercutirán en el correcto funcionamiento de los demás. Para ello, en nuestra Clínica de Fisioterapia en León utilizamos las manos de nuestros expertos fisioterapeutas para aliviar las afecciones y reestructurar el correcto equilibrio de todos los órganos del cuerpo.

osteopatia

Técnicas

Dentro de la medicina osteopática podemos encontrar varios métodos de actuación dependiendo de los tejidos afectados. Si bien es cierto que esta disciplina busca ayudar al cuerpo a su propia regulación y normalización de todas sus estructuras, las técnica a llevar a cabo no serán las mismas dependiendo de los síntomas y las zonas afectadas.

1

ESTRUCTURAL

Se trata de una técnica que se ocupa del sistema músculo esquelético y de las afecciones en la columna vertebral, así como de las dolencias de los miembros superiores e inferiores, como cervicalgias, lumbalgias o esguinces, entre otros. Este tratamiento se basa, ajustado siempre a las necesidades del cliente, en una técnica de impulso con el objetivo de liberar la disfunción y romper la facilitación del tejido afectado.

2

CRANEAL

Gracias a esta técnica podemos aliviar problemas craneales como migrañas, vértigos o incluso trastornos vasculares o respiratorios. Este tratamiento consiste en normalizar y reestructurar el correcto funcionamiento de la micromovilidad del cráneo, el cual puede verse afectado no solo por traumatismos, sino también por perturbaciones posturales o mandibulares, lo que puede llegar a provocar una afección o un bloqueo de los orificios y las tensiones membranosas, causas frecuentes de las migrañas o vértigos.

3

VISCERAL

Esta última técnica está destinada a la liberación de las adherencias en los órganos que pueden dificultar el riego y el movimiento de los mismos. En muchos casos estos problemas vienen  derivados de secuelas de cirugías, infecciones o ptosis. Estos tratamientos manuales ofrecen al organismo una base funcional más útil, productiva y saludable.