Pilates para ciclismo

Quien practique ciclismo, ya sea a nivel profesional o simplemente como mero aficionado, encontrará en nuestro método de Pilates en León un gran aliado para aliviar desde pequeñas molestas o dolencias musculares, hasta lesiones más serias. Al contrario de lo que muchos puedan pensar, este método sirve de apoyo a otras especialidades del deporte, ya que este conjunto de ejercicios aumenta la potencia muscular y ayuda a aliviar y corregir problemas posturales.

Una de las características principales en el ciclismo es el equilibrio, ya que los amantes de este deporte están acostumbrados a lidiar con diferentes inclemencias meteorológicas como las fuertes rachas de viento o lluvia intensa. En nuestra Clínica de Fisioterapia en León te ayudaremos a conseguir una correcta postura que mejore tu pedaleo y el equilibrio y control sobre la bicicleta. Es muy común que los ciclistas profesionales sufran serios problemas de espalda, debido a que la posición que deben adoptar no es nada adecuada para la columna. Nuestro deber es corregir esa constante curva de la espalda y evitar la cifosis, tan común en los ciclistas por la deformación que acaba sufriendo la columna.

BENEFICIOS QUE EL PILATES OFRECE AL CICLISTA

  • Con el objetivo de mejorar su pedaleo, con este método el ciclista conseguirá fortalecer los cuádriceps y los isquiotibiales, las pantorrillas, nalgas, flexores de la cadera, zona lumbar y abdominales.
  • Fortalecerá el tronco y los brazos, para que estos le permitan ponerse de pie y permanecer en equilibrio mientras carga el peso sobre el manillar.
  • Conseguiremos aliviar dolores lumbares estirando los músculos flexores de la cadera y cuádriceps.
  • Disminuirá las caídas trabajando el equilibrio.
  • Notará una recuperación mucho más rápida de sus piernas cansadas gracias a ejercicios que se oponen a la gravedad y facilitan el retorno venoso.
  • En el método Pilates se trabaja mucho la respiración, lo que ayudará al ciclista a limpiar sus pulmones de impurezas y mejorar su resistencia.

MOVIMIENTOS EN EL CICLISMO

Si crees que a la hora de pedalear solo utilizas tus piernas estás muy equivocado, en el ciclismo utilizas músculos de las caderas, las rodillas, el tobillo y el torso, sin olvidarnos de la espalda y los abdominales, ya que sin ellos sería imposible sostener la postura del tronco en la bicicleta.

FASES AL PEDALEAR

  • Propulsión: Los músculos de la pierna y el centro del abdomen, empujan el pedal hacia abajo e impulsan la bicicleta.
  • Recuperación: La pierna desciende en circulo y se relaja la presión que ejerce en el pedal.

El método Pilates corrige y alivia los desequilibrios musculares que se dan durante las fases de pedaleo. En +QFISIO trabajamos para aliviar unos cuádriceps sobrecargados con ejercicios que nos permitan estirar el músculo flexor de la cadera, el muslo y los cuádriceps, además de trabajar los músculos opuestos o isquiofemorales.

Pilates en el ciclismo

PREVENCIÓN DEL LESIONES CON EL PILATES

Las lesiones más frecuentes que suele sufrir un ciclista vienen dadas por una mala caída, por una sobrecarga muscular o articular o por una incorrecta postura encima de la bicicleta.

  • LESIONES EN EXTREMIDAD SUPERIOR: En hombro, muñeca y dedo pulgar por una sobrecarga debido a la presión del tronco sobre la palma de la mano.
  • LESIONES EN EXTREMIDAD INFERIOR: Lesiones dentro y alrededor de la rodilla y desequilibrios de fuerzas en los músculos de las piernas al ejercitar más el cuádriceps (muslo anterior).
  • CUELLO Y COLUMNA: Debido a una mala postura sobre la bicicleta acaba produciendo lesiones cervicales y lumbares

En definitiva, el método Pilates ayuda a trabajar y reforzar los músculos empleados en el ciclismo, ya que este conjunto de ejercicios trabaja el cuerpo como un todo, como una única unidad, asegurando el correcto desarrollo muscular de todo nuestro organismo, consiguiendo así el equilibrio perfecto entre todas las partes del cuerpo.