Pilates para golf

Si eres de los que piensa que con el golf no haces ningún tipo de ejercicio estás muy equivocado, al igual que con otros deportes también corres el riesgo de sufrir lesiones, lo que hace necesario reforzar las zonas que más intervienen en esta disciplina y, sobre todo, fortalecer diversos músculos estabilizadores.

El método Pilates es un entrenamiento muy recomendado para los amantes del golf, ya que nos ayuda a mejorar nuestra coordinación, nuestro equilibrio y nuestra resistencia. Uno de los elementos más importantes en esta disciplina es el control de la fuerza y la musculatura, ya que se necesita de mucha concentración para poder jugar 18 hoyos a pleno rendimiento.

Durante este ejercicio una de las partes más afectadas es la espalda, ya que en la práctica del golf el cuerpo se dobla por encima de la cintura y gira siempre en la misma dirección, provocando un “esfuerzo asimétrico” al recalcar siempre la energía en los mismos músculos. Gracias a nuestro método de Pilates en León conseguiremos alinear correctamente la columna y concentrarnos en nuestra respiración torácica.

 

BENEFICIOS QUE EL PILATES OFRECE AL GOLFISTA

  • Fortalecimiento del “centro abdominal” protegiendo la columna vertebral justo a la altura del swing, con el objetivo de evitar posibles lesiones.
  • Disminución de la fatiga gracias al aumento de la resistencia muscular en las piernas.
  • Mejora la rotación del torso y la flexibilidad de las caderas en la zona escapular obteniendo más energía y potencia
  • Fortalecimiento de todo el brazo, desde la articulación del hombro, hasta la muñeca.
  • Mejora el acortamiento isquiotibial, mediante ejercicios de movilidad y flexibilidad.

MOVIMIENTOS EN EL GOLF

  • El Swing: Un alto grado de rotación requiere tener fuerza y control en el hombro, así como en la zona dorsal, en los brazos y en la parte baja de la espalda.
  • Set-up: Es la fase más importante del swing, se trata de la posición a la bola. Es el momento donde hay que mantener una base sólida y estable que proporcione firmeza y seguridad, aligerando la tensión de la columna.
  • Backswing: Es lo que se conoce como la subida del palo. La rotación del torso trabaja a la par con la elevación de los brazos. Suben en bloque, las caderas giran a 45º y los hombros hasta los 90º respecto a la posición de la bola.
  • Downswing: Es la acción siguiente al backswing, o lo que es lo mismo, la bajada del palo. En esta fase se produce una rotación adecuada retirando primero las caderas y luego el tren superior, cuidando el alineamiento y la estabilización de caderas y hombros.
  • Follow-through: Es la terminación del golpe. Una vez culminada esta última fase, la actividad muscular, generada hasta este momento, requiere que se mantenga la tensión por parte del golfista a la hora de liberar el palo.
Pilates en el golf

Tanto para golfistas profesionales, como para aficionados, el método Pilates es muy beneficioso para lograr el control adecuado sobre la postura y el equilibrio durante toda la actividad física.

En +QFISIO te ayudaremos a tener un control absoluto del llamado centro o “power house”, consiguiendo así obtener el éxito total en tu técnica golfista y evitar futuras lesiones.

 

PREVENCIÓN DE LESIONES CON EL PILATES

  • Hombros: El daño suele focalizarse en esta zona, sobre todo en el hombro “líder”, derivando en tendinitis. Esto suele ocurrir como consecuencia de una posición más elevada. Con nuestro método de Pilates fortaleceremos la espalda alta.
  • Codos, manos y muñecas: El “codo de golfista” es una inflamación de los tendones del mismo y suele ser la lesión más frecuente en este tipo de disciplina. Si nuestro hombro es débil, el codo y el brazo invierten el doble de esfuerzo para compensar la inestabilidad.
  • Espalda: Los problemas lumbares y cervicales son otra de las lesiones más comunes en este tipo de deporte. La mala postura es muchas veces la consecuencia principal, debido a la falta de control abdominal y estabilización lumbar. Incrementar el tono y la fuerza de las zonas media alta y baja de la espalda, aliviará el dolor y ayudará al golfista a prevenir futuras lesiones importantes.
  • Rodilla: Sufre tensiones al rotar y al transferir cambios de peso en el movimiento. Con el método Pilates se desarrollará la fuerza y flexibilidad necesaria para que los músculos que intervienen en esta disciplina, puedan soportar mejor el peso del cuerpo.
  • Cuello: Un golfista con una columna cervical débil tiene una rotación limitada del cuello. Nuestro método le ayudará a mejorar la estabilidad del cuello durante el backswing.