Esguinces de tobillo, ¿cómo recuperarte?

 In Lesiones

Los esguinces de tobillo son una de las lesiones más comunes, especialmente en personas deportistas, aunque no necesitas serlo para poder sufrir este tipo de daño.

Se produce cuando la articulación correspondiente, en este caso la del tobillo, se tuerce o distiende de forma violenta. El resultado es una elongación del ligamento lateral externo del tobillo.

Suele ir acompañado del desgarro, parcial o total, de esta estructura ligamentosa. También pueden aparecer hematomas, debido a la rotura de pequeños vasos sanguíneos presentes en la zona de lesión. En los casos más graves, un esguince puede impedirte caminar correctamente.

Tipos de esguinces y sus síntomas

Se clasifican en función de la gravedad de la lesión producida. Encontramos tres grados distintos:

  • Grado 1: es el más leve. El ligamento se distiende y se pueden producir micro-roturas. No aparece hematoma. Aunque puede aparecer inflamación y dolor, estos procesos no son tan intensos como para impedir la marcha.
  • Grado 2: es un esguince moderado. Se produce la rotura parcial del ligamento. Aparece inflamación evidente y hematoma a nivel posterior. El dolor es agudo, y dificulta caminar con normalidad.
  • Grado 3: es el mas grave. El desgarro de las fibras suele ser total. Se produce una inflamación muy aguda y aparece hematoma. Dolor intenso e imposibilidad de caminar durante los primeros días.

Tratamiento de los esguinces

La recuperación total del esguince es muy importante independientemente del grado de lesión, y de no producirse correctamente sentiremos molestias durante el resto de nuestra vida.

El tratamiento del esguince de tobillo dependerá de la gravedad de la lesión, y será determinado por el profesional que evalúe tu caso.

Este tratamiento suele ir enfocado a reducir el dolor y modular la inflamación que se ha producido, favorecer la correcta regeneración del ligamento, y recuperar la función normal del tobillo. En algunos casos, el ligamento puede tardar hasta 15 días o más en cicatrizar correctamente, por lo que la paciencia también es un factor importante en algunos casos.

Una vez que se ha producido la cicatrización total del ligamento, y con el objetivo de favorecer la recuperación óptima del tobillo, conviene realizar distintos ejercicios que atiendan, principalmente, a los siguientes objetivos:

  • Fortalecer el ligamento que se vio afectado y recuperar su correcta funcionalidad.
  • Mejorar la propiocepción y el equilibrio en torno a esta articulación. Gracias a este tipo de trabajo disminuirás la probabilidad de volver a sufrir lesiones similares en el futuro, por lo que es de suma importancia.

Desde +QFISIO queremos ayudarte a optimizar la recuperación de tu tobillo tras un esguince. En el siguiente vídeo te explicaremos varios ejercicios rápidos y sencillos que puedes realizar en tu propia casa, y que te ayudarán a mejorar las capacidades mencionadas anteriormente.

Los ejercicios que se muestran en el vídeo pueden ser complementados caminando descalzo por terrenos irregulares, lo que también te ayudará a fortalecer los tobillos.

Recuerda que, para realizar los ejercicios mostrados en el vídeo, tu ligamento se debe encontrar completamente cicatrizado de los esguinces. Si sientes alguna molestia durante su realización, detén la actividad y consulta con tu médico o fisioterapeuta.

En el siguiente video te explicamos diferentes consejos y ejercicios para que te recuperes de tu esguince

Recent Posts

Dejar un comentario

estrés articularEspolon calcaneo, dolor talon