fisioterapia bebes

Embarazadas y bebes

Fisioterapia en el embarazo

  • Tratamiento de Fisioterapia para lesiones propias del embarazo como la lumbalgia, la pubalgia, problemas en sínfisis púbica, sacroileítis o contracturas…
  • Tratamiento de reeducación del suelo pélvico
  • Prevención y tratamiento de la incontinencia urinaria
  • Preparación del cuerpo para un parto más sencillo: entrenamiento corporal y respiratorio

Fisioterapia para bebés

En +QFISIO nos preocupamos por dar a tu hijo una estimulación precoz, con el objetivo de estimular su adaptación e integración y así favorecer su correcto desarrollo. Dicha estimulación precoz es un conjunto de técnicas  terapéuticas utilizadas en Fisioterapia que pretenden aportar al niño todos los estímulos que espontáneamente intervienen en su maduración.

Fisioterapia respiratoria

En nuestra Clínica de Fisioterapia en León contamos con técnicas dirigidas a aumentar la capacidad pulmonar y así mejorar su respiración. Nuestros profesionales ayudarán a tu hijo a expulsar la mucosidad de su interior, ya que esta puede causar graves problemas internos al llegar y quedar retenida en el pecho del niño. Gracias a nuestras técnicas terapéuticas tu hijo eliminará más rápidamente la mucosidad sin la necesidad de utilizar fármacos como antibióticos, broncodilatadores o antiinflamatorios.

Cólico del lactante

Según la Asociación Española de Pediatría, este tipo de síntoma suele sufrirlo 3 de cada 10 bebés y se manifiestan en forma de llantos prolongados, normalmente inconsolables, que suelen comenzar alrededor de la segunda semana de vida. Estos llantos se repiten a diario y suelen producirse desde el atardecer hasta bien entrada la madrugada y persisten hasta el tercer o cuarto mes de vida.

Según la A.E.P aún no se ha encontrado una causa exacta del Cólico del Lactante, aunque existen 3 tipos de teorías a nivel médico:

  • Causa psicológica: No se trata de problemas psicológicos que pueda tener el niño, sino más bien una práctica o conducta inadecuada de sus padres, normalmente primerizos, que no saben dar la atención adecuada a las necesidades y problemas del niño. Suelen ser padres ansiosos, inseguros con el manejo de sus bebés y que son dados a agobiarse ante cualquier situación.
  • Causas digestivas: La inmadurez del intestino parece ser la causa principal de este tipo de síntoma.
  • Causas alérgicas: La intolerancia a la proteína de la leche de vaca también puede ser una causa a tener en cuenta. De hecho, se ha llegado a comprobar que niños que sufrían intensos cólicos han mejorado al ingerir otros tipos de leche.

Tratamiento

Un esquema terapéutico podría ser:

  • Tranquilizar a los padres. Intentar ayudar a establecer rutinas diarias, patrones de sueño, etc.
  • Procurar que trague el menor aire posible con el biberón y que eructe bien después de las tomas.
  • En lactancias maternas, puede intentarse una dieta materna libre de PLV (Proteína de Leche de Vaca) y de otros alérgenos alimentarios (huevos, pescado, etc). Además de eliminar cualquier excitante de la dieta de la madre como el café, el té u otras bebidas que lo contengan.

Tratamiento fisioterapéutico y osteopático

  • Masaje:

Un masaje en el abdomen del bebé en dirección a las agujas del reloj ayudará a aliviar sus molestias en el intestino. Este masaje se puede hacer antes, para prevenir el cólico o después de comer, para calmarlo.

  • Osteopatía:

Aunque el bebé no pueda decirnos que le pasa, los profesionales de +QFISIO saben interpretar su expresión corporal a la hora del llanto y así determinar las zonas donde el bebé siente molestias o dolores, ya que no es lo mismo que llore con las piernas flexionadas llevándose las manos a la barriga, que lo haga con las piernas estiradas y llevándose las manos a la cabeza. Aunque nos cueste creerlo un bebé nos da más información de la que parece, solo es necesario saber interpretarlo.

El protocolo terapéutico que se utiliza en estos casos para eliminar los síntomas del dolor suele variar entre 1 y 3 sesiones, dependiendo de la causa del problema y de cómo reaccione el bebé ante el tratamiento, aunque las técnicas de actuación son totalmente inocuas y no producen ningún tipo de efecto secundario ni de dolor adicional para el bebé. Nuestras técnicas se basan en dos tipos de procedimientos, por un lado la Osteopatía Craneal, con la que podemos tratar la afectación del Agujero Rasgado Posterior para liberar el Nervio Vago y la Osteopatía Visceral, con la que podemos conseguir que el propio intestino funcione mejor.